LA PRENSA Hispanic Newspaper

Fuente principal de noticias Español de Iowa occidental centrado en noticias locales y deportes con la publicidad dirigida a la población hispana.
8 de agosto 2018


Joshy Castillo
Periodista
@JoshyCastillo
Nicaragua volvió a ser noticia internacional cuando el 18 de abril de este año, una protesta pacífica de jóvenes fue reprimida violentamente por el gobierno de Daniel Ortega. Dos días después, los muertos llegaron a 25 incluyendo un niño de 15 años, Alvaro Manuel Conrado Dávila. La violenta respuesta del régimen reafirmo lo que movimientos de oposición denunciaron por años: Ortega incubaba una dictadura más cruenta que la de Anastasio Somoza, el otro dictador derrocado en 1979. 

El cierre de espacios de comunicación, la represión a las expresiones pacificas de la sociedad civil, la falta de acceso a información clave en base a una ley, la corrupción de parte de grupos allegados al poder, el nepotismo en la gestión pública, y los fraudes en las elecciones de últimos diez años, crearon un rechazo hacia el régimen solo detenido por el miedo de la población a ser atacado por grupos de turbas y paramilitares acompañados de la policía nacional. 

Mientras los países de la región se congraciaban con el régimen de Ortega, y Estados Unidos mantenía una cercanía apoyando la lucha contra el narcotráfico, la sociedad civil se mantuvo alerta ante las señales de una dictadura cruel.

Los arrestados por protestar son llevados a un centro de detenciones y torturas conocido como el Chipote, famoso durante la dictadura de Somoza. Las madres permanecen días esperando noticias de sus hijos. Fotos: Carlos Herrera: Confidencial

Los arrestados por protestar son llevados a un centro de detenciones y
torturas conocido como el Chipote, famoso durante la dictadura de Somoza.
Las madres permanecen días esperando noticias de sus hijos.




Una madre marcha por su hijo muerto durante las protestas en Nicaragua. El régimen de Ortega ha asesinado a más de 300 personas según la Corte Interamericana de Derechos Humanos de la OEA.

Una pérdida por un incendio no atendido en una reserva natural y una reforma al seguro social, desencadenaron el malestar guardado por más de diez años. 

Los jóvenes universitarios, en su gran mayoría, levantaron su voz para denunciar la indolencia del régimen, y el abuso contra adultos mayores al cargarle más sus reducidas pensiones sociales. 

La empresa privada, complaciente con el régimen durante los últimos años de presidencia de Ortega, reaccionó a las muertes de los primeros estudiantes. El divorcio estaba servido. Sin embargo fue la Iglesia Católica, encabezada por el Vicario de Managua Silvio Báez, crítico del régimen y el Cardenal Leopoldo Brenes, quienes respaldaron la protesta juvenil como un derecho de los pueblos a alzar su voz. Solo un Diálogo Nacional podía salvar al país dijeron y se ofrecieron como testigos y garantes del diálogo. Ortega acepto. Sin embargo solo para ganar tiempo. Ni detuvo la represión ni acepto elecciones adelantadas, tal y como pidieron los representantes de la sociedad civil en el diálogo. 

El pueblo salió a la calles y ya no se detuvo. Tras más de 100 días de protestas, según organismos de derechos humanos, los muertos se cuentan por más de 400. Otros asumen 319. Pero el gobierno, que debería llevar las cifras al día, solo reconoce 197. La misión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos de la OEA que visitó Nicaragua comprobó en su primer informe 285 muertos, mismos que ya escalaron a más de 317 según la misma CIDH.

Las oficinas de la embajada norteamericana cerraron al público y prácticamente hay un estado de sitio en Nicaragua. Al caer la noche, la capital Managua, parece pueblo fantasma.

Como en una re-edición, volvieron los secuestros, los asesinatos de noche, las desapariciones, las capturas ilegales, y en un alarde de estupidez, armaron a grupos irregulares de paramilitares al estilo sicariato, para reprimir las protestas que se suceden cada día. Porque el pueblo de Nicaragua, de todos los rincones del país, dijo BASTA al régimen de Ortega.

La Organización de Estados Americanos, OEA, tras semanas de recibir críticas por su no actuar contra el régimen a pesar de los estatutos que la rigen y a pesar de las visitas de su secretario general a la capital Managua, aprobó con 21 votos el pasado 18 de julio una resolución condenando la violencia, la represión, las violaciones a los derechos humanos y los abusos en Nicaragua. Y la primera semana de agosto acordaron enviar un grupo de trabajo a Managua.

¿Qué pasara más adelante? El pueblo nicaragüense pide elecciones adelantadas. Es la única salida a un régimen reprobado. 

8 de agosto 2018


Estudio muestra que los números pueden ser engañosos

SIOUX FALLS, S.D. – Según un artículo publicado en línea en USA Today, a medida que continúa la búsqueda de un estudiante desaparecido de la Universidad de Iowa, se ha avanzado mucho en una estadística sorprendente sobre las personas desaparecidas en este estado.

Cuarenta y ocho jóvenes de Iowa han desaparecido en lo que va de julio, un desarrollo que ha provocado una avalancha de advertencias y teorías en las redes sociales. Sin embargo, ese número se vuelve menos impactante en una revisión de estadísticas de personas desaparecidas.

La intensa cobertura de noticias regionales sobre la desaparición de Mollie Tibbetts, 20, de Brooklyn, Iowa, a unas 60 millas al este de Des Moines, ha llevado a centrarse más en los niños desaparecidos. Si bien es cierto que un niño desaparecido es motivo de preocupación, la preocupación se ha transformado en rumores que hacen pensar que todos los niños desaparecidos son víctimas de secuestro o tráfico sexual.

Un usuario de Twitter, Shannon Kelly de Chicago, publicó esto:

“19 niños y 17 niñas de entre 13 y 20 años de edad desaparecieron en un período de 10 días en Iowa. No crean que no les puede pasar a ustedes. Está sucediendo en zonas rurales y urbanas de Iowa, especialmente en ciudades cercanas a I-80. Manténgase alerta. Manténgase a salvo. Y si ve algo, diga algo”.

La publicación se ha retuiteado más de 5.000 veces y ha recibido más de 5.000 Me gusta.

Interpretar esta información es un poco más complicado. En 2017, se informó que 4,311 menores de Iowa habían desaparecido en el centro de intercambio de personas desaparecidas, dijo la vocera Medina Rahmanovic del Departamento de Seguridad Pública de Iowa. El promedio: alrededor de 12 niños por día.

El número incluye personas menores de 18 años que no se consideran perdidas, secuestradas o en peligro de alguna manera. Se cree que la mayoría de los niños y adolescentes desaparecidos huyeron, dijo Rahmanovic.

Cada entrada en el sitio web del Departamento de Seguridad Pública es un incidente separado, no una persona separada, lo que hace que la información sea más difícil de interpretar. Se puede enumerar un solo joven en varios casos a lo largo del año, según la frecuencia con la que el joven desaparezca.

“Tenemos  fugitivos juveniles que corren de sus casas varias veces,” dijo Rahmanovic. “Un juvenil puede irse de su casa tres o cuatro veces, y eso contribuye a ese gran número.”

En Dakota del Sur, la Oficina del Fiscal General mantiene la cámara de compensación de personas desaparecidas. A diferencia de Iowa, su sitio web no enumera informes específicos, pero sí incluye estadísticas.

En 2015 en el estado, se realizaron 1.472 informes de niños desaparecidos. Los datos más recientes no estaban disponibles.

“Si bien este número puede variar todos los días, diría que el número de desaparecidos activos en un día determinado ha aumentado en los últimos años”, dijo la vocera de la procuradora general Sara Rabern en un correo electrónico. “Mi estimación actual sería ... de 40 a 65 niños desaparecidos en un momento dado”.

Medina Rahmanovic, Departamento de Seguridad Pública de Iowa

En todo EE. UU. En 2017, el Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados dijo que ayudó a las fuerzas del orden y a las familias con más de 27,000 casos de niños desaparecidos. Eso promedia alrededor de 75 por día.

Más de 9 de cada 10 eran fugitivos, y 1 de cada 7 de esos jóvenes probablemente eran víctimas del tráfico sexual, dijo el centro. De ellos, el 88% estaba al cuidado de los servicios sociales cuando desaparecieron.

Extraños secuestran a unos 100 niños, una fracción del 1% de los casos de menores desaparecidos, según la Fundación Polly Klaas, una organización sin fines de lucro dedicada a la seguridad infantil y recuperación de niños desaparecidos en Petaluma, California. Polly Klaas, de 12 años, fue secuestrada el 1 de octubre de 1993 en su casa de Petaluma; su cuerpo fue encontrado dos meses después.

Los números de personas desaparecidas del Centro Nacional de Información Criminal del FBI, que abarcan todas las edades, respaldan eso. Alrededor del 2.5% de más de 650,000 casos abiertos el año pasado involucraron supuestos secuestros, un poco más de 45 por día a nivel nacional.

Al final del año, alrededor de 88,000 de los casos de personas desaparecidas permanecieron activos, lo que podría incluir casos no cerrados de años anteriores. El FBI no indicó cuántos de esos casos abiertos se sospechaban de secuestros.

Si bien el tráfico sexual puede no ser la causa de cada caso de persona desaparecida en Iowa o Dakota del Sur, es un problema. La línea nacional de tráfico humano registró 74 informes de trata de personas de todas las edades en Iowa en 2017, mientras que 16 denuncias de trata de personas se realizaron en Dakota del Sur en el mismo año.

A nivel nacional, más de 8,500 casos fueron llamados a la línea directa (hotline) en 2017. Un poco más de las tres cuartas partes fueron de tráfico sexual; gran parte del resto era tráfico de mano de obra, una forma de esclavitud moderna que incluye trabajo forzoso.

El Sturgis Motorcycle Rally anual de Dakota del Sur también ha sido un atractivo para los traficantes de sexo que buscan explotar a las víctimas. En la manifestación del año pasado, nueve hombres fueron arrestados durante una redada.

El tráfico sexual es un problema real que merece un escrutinio serio, pero muchos mensajes recientes en Twitter y Facebook pueden provocar un temor indebido.

Los casos de alto perfil también pueden despertar el interés en los niños desaparecidos que están en riesgo. El Departamento de Seguridad Pública de Iowa recibió muchas llamadas sobre estadísticas de personas desaparecidas desde la desaparición de Tibbetts, dijo Rahmanovic.

“Desafortunadamente, eventos como los de Mollie deben suceder para que la gente comience a buscar a las personas desaparecidas”, dijo.
8 de agosto 2018


El objetivo del programa es unir a las familias, las escuelas y los miembros de la comunidad para ayudar a los jóvenes a tener éxito en la escuela y continuar con una educación superior
Paola Michel y Emilia Marroquín dirigirán las sesiones para la familia del programa “Juntos”. Ambas cuentan con estudios superiores en las universidades.
LA PRENSA
Redacción
“Juntos para una mejor educación”, es una serie de talleres diseñados para familias latinas con estudiantes de secundaria del 11° y 12° Grado. Este programa gratuito conocido como “Juntos” se llevará a cabo los domingos a partir del 16 de septiembre de 5:00 a 7:30 pm en la Oficina de Extensión de la Universidad Estatal de Iowa (ISU) del Condado de Buena Vista en 824 Flindt Dr. en Storm Lake.

“La población latina y la matrícula escolar está aumentando, sin embargo, el porcentaje de latinos con educación secundaria es menor que el de la población general en Iowa”, dice David Brown, especialista en ciencias humanas, vida familiar de ISU.

El objetivo del programa es unir a las familias, las escuelas y los miembros de la comunidad para ayudar a los jóvenes a tener éxito en la escuela e identificar los caminos hacia la educación superior. 

“Las investigaciones nos dicen que la participación de la familia, la escuela y la comunidad es importante para ayudar a los jóvenes a tener éxito en la escuela. Cuando no hay un historial de educación superior dentro de una familia, o los adultos en una familia no han experimentado el sistema escolar de los EEUU, es posible que no sepan cómo apoyar mejor a sus jóvenes para que tengan éxito en el sistema escolar de este país y cómo acceder a la universidad”, agrega Brown.

Juntos significa que “las familias latinas, el personal de la escuela y las organizaciones comunitarias trabajan juntas para planificar e implementar Juntos la educación”, dice Nichol Kleespies, Coordinador de Educación Juvenil para Extensión del Condado de Buena Vista. 

Representantes del Distrito Escolar de la Comunidad de Storm Lake, SALUD, Extensión del Condado de Buena Vista, Extensión y Alcance de la Universidad Estatal de Iowa y muchos otros voluntarios de la comunidad están involucrados en hacer que este programa suceda.

Las personas que dirigirán las sesiones para las familias son: Emilia Marroquin y Paola Michel.
Las familias deben registrarse para el programa antes de que comience. Para registrarse, comuníquese con Emilia al 712-299-4954 o con la oficina de extensión del condado de Buena Vista al 712-732-5056. Se ofrece cena y guardería gratuita disponible.

Gracias a la Fundación Walmart, al Distrito Escolar de la Comunidad de Storm Lake y a la Oficina de Extensión del Condado de Buena Vista por brindar apoyo financiero y en especie para Juntos en Storm Lake.
8 de agosto 2018

El departamento de la policía de Storm Lake tomó un informe aproximadamente a las 8 de la noche del 6 de agosto del presente mes, en referente a un abuso sexual perpetuado a una niña de 12 años y que al mismo tiempo fue la informante.

Según el reporte, la niña le dijo a la policía que entre el 19 de mayo y el 3 de agosto del presente año, Marion Gutiérrez Meza de 44 años y residente de Storm Lake, la agarró de una forma inapropiada, mientras la niña se encontraba en una residencia en Storm Lake.

La policía llevó a cabo una investigación. En la madrugada del sábado 4 de agosto, y aproximadamente a la 1:00am la policía localizó a Gutiérrez Meza en la planta avícola de Tyson, donde el sujeto fue detenido bajo el cargo de contacto indecente a un menor de edad (delito menor agravado).

El sujeto se encuentra en custodia en la cárcel del Condado de Buena Vista con una fianza de $2,000. 

El Departamento de Policía de Storm Lake fue asistido en la investigación por el personal del equipo de Asalto Sexual (conocido por sus siglas en inglés como SART), y el departamento de la oficina del Sheriff.

El acusado es inocente hasta que se demuestre su culpabilidad.